En memoria de todas las personas que a partir del 18 de Julio de 1936,con el mejor espíritu de servicio y sacrificio, lucharon con las armas en defensa de España y de sus valores permanentes de unidad,independencia,grandeza y libertad,a quienes por estos mismos ideales sufrieron persecución,a quienes con el mismo espíritu lucharon en otras tierras en defensa de la civilización cristiana,y a todos cuantos hoy,sin discriminación de origen,participen de la misma actitud de entrega al servicio de esos valores patrios y de la justicia social.

Información sobre el autor no disponible.