Blogia
FALANGE ESPAÑOLA TRADICIONALISTA Y DE LAS JONS

Biografías

Ha fallecido Luis Benitez de Lugo y Ascanio

Ha fallecido Luis Benitez de Lugo y Ascanio

 

 

Confederación Nacional de Combatientes

C/ Alonso Cano nº 66 Bajos

28003 Madrid

 HA FALLECIDO NUESTRO PRESIDENTE

 

Comunicamos a todas nuestras Hermandades, miembros, amigos y simpatizantes la triste noticia del fallecimiento de nuestro Presidente, D. Luis Benitez de Lugo y Ascanio, en el día de ayer, 21 de Diciembre, tras larga enfermedad, y a la edad de 92 años.

 D. Luis Benitez de Lugo y Ascanio

-- Marques de La Florida

--Presidente y cofundador de la Confederación Nacional de Combatientes

--Vicepresidente de la Confederación de Excombatientes Europeos

--Expresidente y cofundador de la Hermandad Nacional de Alféreces Provisionales

--Expresidente del Atletico de Madrid

                                                   ¡¡  PRESENTE!!


Estudiante de Derecho en la Universidad de Madrid, apenas con veintiún años, le sorprendió el Glorioso Alzamiento Nacional en julio del 36 y su militancia en Falange le hizo refugiarse en la Embajada de Francia. Logró pasar a la zona nacional y luchó en el frente como alférez provisional (Tabor de regulares, Mérida, Palma y Cádiz). Sufrió heridas en las batallas de Teruel y del Ebro, por lo que le condecoraron con la medalla militar colectiva y la medalla de sufrimientos por la Patria. Concluida la guerra, el señor Benítez de Lugo y Ascanio ostentó varios cargos relacionados con su carácter militar, sucesivamente los de presidente de la Hermandad de Alféreces Provisionales de Canarias y presidente fundador de la Hermandad Nacional, presidente fundador de la Confederación Europea de Ex combatientes, presidente de la Confederación Nacional de Combatientes, Caballero Legionario de Honor y estaba en posesión, entre otras condecoraciones, de la Gran Cruz del Mérito Militar.

El título de Marqués de la Florida se expidió, mediante carta de sucesión, el 20 de julio de 1940 en favor de D. Luís Benítez de Lugo y Ascanio (X Marqués de la Florida), casado con Dña. Rosario Massieu y Fernández del Campo, Marquesa de Arucas.

Su actividad fue muy amplia, variada y fructífera, sobre todo en el ámbito deportivo. Durante ocho años fue presidente del Hogar Canario de Madrid. Deportista nato, fue tenista de primera categoría -tuvo a Manolo Santana como recogepelotas suyo-, destacado nadador internacional, atleta y jockey. A lo largo de su vida presidió 17 federaciones nacionales y practicó el fútbol como titular en el equipo de la Facultad de Derecho de Madrid, que entrenaba entonces Santiago Bernabéu, con el que obtuvo el título de campeón de España en 1935. Fue tesorero del Atlético de Madrid, en la junta de Cesáreo Galíndez, y presidente desde el 17 de junio de 1952 al 20 de mayo de 1955, etapa en la que ganó dos títulos de Liga (1949-50 y 1950-51) y años en que las filas colchoneras estuvieron cubiertas por mayor número de futbolistas canarios, como Durán, Campos, Arencibia, Farias, Hernández Lobito Negro, Manolo Torres, Rosendo Hernández, Miguel, Agustín, Montes y, sobre todos ellos, Alfonso Silva, figura por la que el marqués sintió siempre especial predilección, lo que el propio don Luis recordaba días antes de morir en el Hospital Universitario Insular de Gran Canaria. El marqués de la Florida reunió en el Atlético de Madrid a figuras como Ben Barek, Carlson, Marcel Domingo, Aparicio, Lozano, Pérez Payá, Heriberto Herrera y Escudero, y tuvo a Helenio Herrera como entrenador. Además, don Luis tuvo participación activa en la creación de la Unión Deportiva Las Palmas, con su presencia el día de su fundación, en la que pronunció palabras de aliento y fidelidad al presidente de la gestora, don José del Río Amor, ratificado más tarde como primer presidente.

Pero la faceta deportiva que más cultivó, y en la que alcanzó los mayores éxitos, fue en la hípica, donde don Luis puso al galope la toponimia de la geografía canaria en la mayoría de los cuarenta caballos de su cuadra, con nombres tan isleños como Bajamar, Morro Jable, Teide, Orotava, El Guanche, Tazacorte, El Médano, Gran Canaria, Roque Nublo y, sobre todos, Maspalomas, el más famoso de todos.

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

JOSÉ MILLÁN ASTRAY

JOSÉ MILLÁN ASTRAY

José Millán-Astray y Terreros nace en La Coruña el 5 de julio de 1879, hijo de José Millán Astray (de quien tomará, uniéndolos, ambos apellidos) y de Pilar Terreros Segade. El padre, abogado de profesión y con aficiones literarias, obliga al joven José a estudiar Derecho, si bien éste aspiraba a ser militar, lo que finalmente hará.

Ingresa el 30 de agosto de 1894 en la Academia de Infantería de Toledo donde sigue el programa de estudios abreviado dispuesto por el Gobierno para atender las necesidades de oficiales de los conflictos de Ultramar (Cuba y Filipinas), graduándose con apenas diecisiete años como teniente segundo y sirviendo después en un regimiento de infantería de Madrid. El 1 de septiembre de 1896 ingresa en la Escuela Superior de Guerra, en la que interrumpe sus estudios para incorporarse voluntario a un batallón expedicionario que zarpa para Filipinas. Durante su estancia en la Isla se distingue por su valor, especialmente por su actuación en la defensa, con apenas diecisiete años, de la población de San Rafael con treinta hombres contra un número muy superior de rebeldes.


A su regreso a España reingresa en la Escuela de Guerra obteniendo el Diploma de Estado Mayor.


Interesado en crear un cuerpo de voluntarios extranjeros a semejanza de la Legión Extranjera francesa, va a Argelia a estudiar in situ el funcionamiento de dicho cuerpo del ejército francés. Crea después el llamado Tercio de Extranjeros, siendo su primer teniente coronel jefe y contando con la colaboración de Francisco Franco. Haría famosos los lemas "¡Viva la Muerte!" y "¡A mí la Legión!". También actúa como director de la Oficina de Radio, Prensa y Propaganda del Cuerpo de Mutilados de Guerra.


En la Guerra Civil Española participa en el bando nacional, siendo célebre el altercado que mantuvo con Miguel de Unamuno el 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, al que habían asistido diversas personalidades con motivo de la celebración de la Fiesta de la Raza (lo que hoy es el Día de la Hispanidad, aniversario del descubrimiento de América): el arzobispo de Salamanca Enrique Pla y Deniel, el gobernador civil, Carmen Polo Martínez-Valdés (esposa de Franco) y el propio Millán-Astray. Lo que sucedió, según cuenta en su magna obra La guerra civil española el hispanista inglés Hugh Thomas, es lo siguiente: el profesor Francisco Maldonado, tras las formalidades iniciales y un apasionado discurso de José María Pemán, pronuncia un discurso en que ataca violentamente a Cataluña y al País Vasco, calificando a estas regiones como "cánceres en el cuerpo de la nación. el fascismo, que es el sanador de España, sabrá como exterminarlas, cortando en la carne viva, como un decidido cirujano libre de falsos sentimentalismos." Alguien grita entonces, desde algún lugar del paraninfo, el famoso lema "¡Viva la muerte!". Millán-Astray responde con los gritos con que habitualmente se excitaba al pueblo: "¡España!"; "¡Una!", responden los asistentes; "¡España!", vuelve a exclamar Millán-Astray; "¡Grande!", replica el auditorio; "¡España!", finaliza el general; "¡Libre!", concluyen los congregados. Después un grupo de falangistas ataviados con la camisa azul de Falange hacen el saludo brazo en alto, al retrato de Franco que colgaba en la pared. Unamuno, que presidía la mesa, se levanta lentamente y dice: "Estáis esperando mis palabras. Me conocéis bien, y sabéis que soy incapaz de permanecer en silencio. A veces, quedarse callado equivale a mentir, porque el silencio puede ser interpretado como aquiescencia. Quiero hacer algunos comentarios al discurso -por llamarlo de algún modo- del profesor Maldonado, que se encuentra entre nosotros. Dejaré de lado la ofensa personal que supone su repentina explosión contra vascos y catalanes. Yo mismo, como sabéis, nací en Bilbao. El obispo -Unamuno señala al arzobispo de Salamanca-, lo quiera o no lo quiera, es catalán, nacido en Barcelona. Pero ahora acabo de oír el necrófilo e insensato grito "¡Viva la muerte!" y yo, que he pasado mi vida componiendo paradojas que excitaban la ira de algunos que no las comprendían he de deciros, como experto en la materia, que esta ridícula paradoja me parece repelente. El general Millán-Astray es un inválido. No es preciso que digamos esto con un tono más bajo. Es un inválido de guerra. También lo fue Cervantes. Pero desgraciadamente en España hay actualmente demasiados mutilados. Y, si Dios no nos ayuda, pronto habrá muchísimos más. Me atormenta el pensar que el general Millán-Astray pudiera dictar las normas de la psicología de la masa. Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los mutilados a su alrededor." En ese momento Millán-Astray exclama irritado "¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!", aclamado por los falangistas. El escritor José María Pemán, en un intento de calmar los ánimos, aclara: "¡No! ¡Viva la inteligencia! ¡Mueran los malos intelectuales!". Unamuno, sin amedrentarse, continúa: "Éste es el templo de la inteligencia, y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho." Millán-Astray, controlándose, grita: "¡Coja el brazo de la señora!" y Unamuno, haciéndole caso, se coge del brazo de Carmen Polo de Franco y abandona el recinto.


Tras el final de la contienda, Millán-Astray actuará como jefe de Prensa y Propaganda del nuevo régimen.


Hombre de vasta cultura, era un apasionado de la poesía japonesa y tradujo el Bushido. Fundó, en colaboración con periodistas y escritores como Ruiz Albéniz, Dionisio Ridruejo y Giménez Caballero, Radio Nacional de España, la radio oficial del bando nacional. Como conferenciante y comentarista radiofónico durante la Cruzada contra la barbarie roja, fue uno de los instigadores de la subida de Franco a la Jefatura del Estado del gobierno de Burgos. Fallece, enfermo del corazón, el 1 de enero de 1954, en Madrid, siendo Director General del Benemérito Cuerpo de Caballeros Mutilados de Guerra por la Patria. Descansa en el Cementerio de la Almudena, con el siguiente epitafio: MILLAN ASTRAY: LEGIONARIO


 

José Antonio Primo de Rivera

José Antonio Primo de Rivera José Antonio Primo de Rivera y Saez de Heredia Nació el 24 de Abril de 1903 en Madrid, en el seno de una familia acomodada, de su padre Don Miguel Primo de Rivera heredó el titulo de marqués de Estella.
Estudio en la Facultad de Derecho de Madrid. La biografía de José Antonio, esta influenciada fuertemente por las vicisitudes del Gobierno de su padre Don Miguel Primo de Rivera, sobre todo por la su dimisión y los acontecimientos que la acompañaron, como siempre ocurre en las dictaduras cuando se inicia su eclipse y posterior desaparición, grupos que anteriormente habían sido mas o menos incondicionales, adoptan posturas mas cómodas, a José Antonio tanto oportunismo, no pudo menos que repugnarle.
El 2 de Mayo de 1930 acepta el cargo de vicesecretario general de Unión Monárquica, con el propósito de reivindicar la memoria de su padre. Se presenta a las elecciones de 1931, pero es derrotado por su contrincante conservador Bartolomé Cossío.
Es detenido en 1932 por haber colaborado con la sublevación de Sanjurjo. En 1933 se publica el diario "Fascio" donde escribe un articulo: "Orientaciones hacia un nuevo estado". Se lanza junto al aviador Ruiz de Alda a la creación del Movimiento Sindicalista Español, que seria el embrión de Falange Española.
Así el 29 de octubre de 1933, apesar de la persecución por parte de la Dirección de Seguridad, se celebra el acto fundacional de Falange, en el teatro de la Comedia de Madrid, en este acto intervinieron, además de José Antonio, Ruiz de Alda y Alfonso García Valdecasas.
José Antonio es elegido candidato por Cádiz y el 13 de febrero de 1934 se unifica con el grupo de Ramiro de Ledesma bajo el nombre de Falange Española de las JONS (Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista). Desarrolla una brillante labor parlamentaria, interviniendo en los grandes debates y pronunciando entre otros un documentadísimo discurso en contra de la Ley Agraria que desde el poder intentan realizar las derechas.
A lo largo de 1934 se suceden los enfrentamientos entre izquierdistas y falangistas, siendo acusado en el parlamento de posesión ilícita de armas.
En 1935 José Antonio se dedica a realizar viajes por España dando mítines, se constituye el SEU. En este año Ramiro Ledesma abandona falange voluntariamente. Convocadas elecciones generales para febrero de 1936, se dislumbra el desastre. Falange se presenta en solitario, sin conseguir representación parlamentaria. Las elecciones son ganadas por el Frente Popular, aunque de la fiabilidad de aquellas elecciones sea motivo de controversia, debido a la multitud de situaciones de ilegalidad que se produjeron. La mecha de la guerra civil estaba encendida.
Falange Española de las JONS es declarada organización ilegal, y sus dirigentes, incluido José Antonio son detenidos y encarcelados en la Prisión Modelo de Madrid. Esto no seria obstáculo para que José Antonio siguiera dirigiendo el movimiento desde la cárcel.
El gobierno no para de presentar cargos en contra del líder de Falange y el 5 de junio de 1936 es trasladado a la cárcel de Alicante. En la cárcel de Alicante, José Antonio, escribe su manifiesto político en el que reitera su aspiración de Gobierno Nacional desde una perspectiva puramente democrática.
Conoce, los planes de sublevación de los militares, los cuales sin llegar a aceptar da libertad a sus seguidores para unirse a la rebelión.
A pesar de los intentos de salvarle por parte del Bando Nacional, como sobornos a autoridades locales, canje de prisioneros, e incluso el movimiento de una columna de jóvenes falangistas alicantinos (que fueron neutralizados por la Guardia de Asalto y destruidos), José Antonio es Juzgado.
El 17 de Noviembre de 1936 José Antonio es juzgado por rebelión militar, el mismo asumió su propia defensa, la de su hermano Miguel y la esposa de este Margarita Larios.
Su actuación es cálida y brillante, un diario izquierdista Alicantino escribía el día siguiente: -"Gesto, voz y palabra se funden en una obra maestra de la oratoria forense, que el público escucha con recogimiento, atención y evidentes signos de interés."
A pesar de su elocuencia los acusados son condenados a muerte, pero José Antonio caballerosamente apeló en favor de su hermano y mujer, por lo que la pena fue cambiada por reclusión.
A pesar de la interposicion de algunos dirigentes comunistas como Manuel Azaña, y adelantándose los dirigentes locales a la orden de Madrid José Antonio era fusilado la mañana del 20 de Noviembre en el patio de la cárcel de Alicante, junto a otros cuatro jóvenes del pueblo alicantino de Novelda.
Su ultima voluntad fue que limpiaran el patio de la cárcel para que su hermano Miguel no tuviera que pisar su sangre. Sus restos mortales yacen en la actualidad en el Valle de Los Caídos de Madrid, monumento levantado a los caídos de ambos bandos durante la Cruzada de liberación contra las hordas rojas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Camilo Alonso Vega

Camilo Alonso Vega

CAMILO ALONSO VEGA (1889-1971)

Nació en El Ferrol (La Coruña) en 1889. Participó en la guerra de Marruecos y en la represión de la Revolución marxista de Asturias en octubre de 1934. Al iniciarse el Glorioso Movimiento Nacional, era teniente coronel de Infantería y consiguió el triunfo del bando nacional en Vitoria (Álava) ciudad que sin dificultades se unió al Alzamiento. Durante la Cruzada contra la barbarie roja participó en diversas campañas entre las que destacan la batalla de Brunete (1937), la campaña de Bilbao, Santander, la toma de Vinaroz y llegada al Mediterráneo (1938), la batalla del Ebro y la campaña de Cataluña. Alonso Vega se convirtió en una de las figuras claves del régimen del general Francisco Franco por su fidelidad y su cercanía personal a éste. Fue director general de la Guardia Civil (1943-1955), ministro de Gobernación (1957-1969) y Consejero Nacional de FET y de las JONS .En 1969 ascendió a Capitán General del Ejército. Murió el 1 de julio de 1971 en Madrid.

José Antonio Girón de Velasco

 

 

     Nacido en Herrera del Río Pisuerga (Palencia) en el año 1911. Cursó estudios de Derecho, Participó en la fundación de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista (JONS) en 1932, amigo de José Antonio Primo de Rivera y miembro del Consejo General de la unificada Falange Española de las JONS.

 

      Durante la Cruzada contra las hordas rojas fue jefe de las milicias falangistas de Valladolid y obtuvo la Medalla Militar Individual, segunda condecoración en importancia tras la Cruz Laureada de San Fernando. Luchó en el Alto de los Leones al mando de una Centuria de Falange, cayendo prisionero junto con Luis González Vicent al asaltar una casamata enemiga.  Estuvo a punto de ser fusilado por el bando del Frente Popular.

 

      Una vez instaurado el régimen de Franco, comenzó a ocupar cargos políticos de gran importancia.  Fue presidente de la Hermandad Nacional de Excombatientes entre 1939 y 1941. Dado su marcado carácter de sentido de justicia social fue un exitoso ministro del Trabajo entre 1941 y 1957. Su gestión ministerial tendió en gran medida a aumentar el nivel de vida de la clase obrera en España. Entre estas medidas debemos destacar la creación de universidades laborales, entre las que destacaron las de Gijón, Córdoba, Sevilla, Zamora y Tarragona. Junto a esto, su otra actuación reseñable es la de potenciar un sistema de seguridad social, cuyos objetivos eran cumplir las situaciones de vejez, viudedad, orfandad, desempleo, jornada laboral reducida, vacaciones pagadas y una red de asistencia sanitaria con atenciones médicas y hospitalarias. En definitiva, podemos considerarlo como la "cara social" del régimen. Llegó incluso a donar la cantidad de 100.000 pesetas para la reconstrucción de parte de la ciudad de Cádiz afectada en 1947 por una explosión de un deposito de minas submarinas. En 1956, Girón, ante el temor de una repetición de la huelga de Barcelona de 1951, convocaría un consejo urgente de ministros con el fin de que el gobierno aprobara una subida salarial del 23 %. A él se deben leyes de importante contenido social, tales como el Seguro de Enfermedad, Higiene y Seguridad del Trabajo, la gratificación obligatoria de Navidad, el subsidio de invalidez y otras.

 

En 1957 sería cesado ante el creciente protagonismo de los tecnócratas en el régimen, que defendían políticas económicas capitalistas con el fin de modernizar España, pero sin cambiar el régimen político. Retirado temporalmente de la arena política, se dedicó a sus negocios urbanísticos y turísticos en la Costa del Sol, siendo considerado uno de los promotores de la puesta en valor de aquella zona, en especial el municipio de Marbella.

 

A principios de los años 70, Girón volvió a cobrar cierto protagonismo. En 1973, tras la muerte del Presidente del Gobierno, almirante Luis Carrero Blanco, fue uno de los candidatos a suceder al fallecido almirante, junto con Torcuato Fernández Miranda, Laureano López Rodó y Carlos Arias Navarro. Fue elegido finalmente este último.

 

Girón en los últimos años del régimen del Caudillo fue firme partidario del búnker, junto con figuras como los generales "azules" Tomás García Rebull y Carlos Iniesta Cano. Este grupo, que tenía bastante influencia sobre Franco, pretendió frenar cualquier atisbo de reforma dentro del régimen. Tuvieron cierto éxito durante 1974, como el conocido "Gironazo", artículo que escribió Girón en el diario Arriba contra el aperturista ministro de Información y Turismo Pío Cabanillas, que provocó su cese. Fue elegido Presidente de la  Confederación Nacional de  Ex-combatientes en 1974. Son tambien conocidas sus declaraciones como Presidente de la Confederación, en las que textualmente decía: "No reconocemos otra legitimidad que la del 18 de Julio".

Sin embargo, pese a su influencia dentro del régimen, el búnker no pudo evitar las diversas medidas aperturistas producidas en 1976 bajo la presidencia de Adolfo Suárez, culminando estas en la Ley para la Reforma Política, tras la cual el búnker quedaría prácticamente neutralizado. Se opuso férreamente a la instauración de la democracia en España y negó la legitimidad del referéndum constitucional de 1978. Murió en Fuengirola (Málaga) el 22 de Agosto de 1995.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres